Venezuela Lider

 

 

 

  HOME | EMPRESARIOS | OPINION | POLITICOS |CIENTIFICOS |
 

OSCAR YANEZ

Óscar Yanes se ha distinguido como periodista, cronista, actor, humorista y hombre de televisión

Ratón de hemerotecas, el periodista y cronista Oscar Yanes celebra ochenta años de vida y 63 de ejercicio periodístico. Además de ello, ha ejercido la política, la docencia y la conducción de programas televisivos, recientemente en Venevisión. Por si fuera poco, sus libros como Así son las cosas, entre otros, se venden como pan caliente.

-¿Cómo mantiene fresca su memoria?

-Todo el mundo me lo pregunta. Para mantener la memoria lo que recomiendo es no anotar: en la medida en que tú anotas todo, pierdes la memoria. Tienes que entrenarte para perder muchas citas, cosas importantes mientras obligas a tu memoria a trabajar.

-¿No corre el riesgo de confundir cosas?

-Puede ocurrir mientras no tienes el entrenamiento, pero cuando lo logras verás que es muy fácil.

-En sus libros de crónicas y anécdotas de lo ameno ¿hay menos compromiso con la Historia?

-Sí hay compromiso con la Historia, pero uno tiene que pensar, siempre, que cuando hay manifestaciones populares de hechos que pueden parecer ridículos o intrascendentes, hay que insertarlos, porque ellos forman parte de la Historia.


-¿Cómo logró reunir ese anecdotario?

-Esa parte menuda se consigue en los periódicos. Los periódicos del inmediato pasado son muy ricos en esa parte, porque los reporteros gozaban un puyero con el chisme y con la cosa intrascendente. De pronto escribían de un fantasma por la esquina El Conde, y todas esas cosas que enriquecen el costumbrismo forman parte de lo que llamo la inquietud periodística por el pequeño detalle.

-Yanes cronista, periodista humorista ¿cómo se desenvuelve en cada faceta?

-Es muy diferente. El humorismo forma parte de todo venezolano, que goza con la mamadera de gallo. Es su estado natural. La mamadera de gallo ha acostumbrado al venezolano a sobrellevar una cantidad de cosas terribles, y a no perder la esperanza. Como periodista, hay que pensar en lo que interesa a los demás, en esa medida tú haces un gran trabajo periodístico. Si te empeñas en pensar en lo que te interesa a ti, es posible que tu trabajo no sea completo.

-¿Y como cronista?

-La crónica es como un oasis dentro del periodismo. Tú persigues la noticia primero que todo, pero como cronista persigues saborear las consecuencias de esa noticia de una forma grata para que le guste a la gente.

-En 63 años como periodista ha visto muchas cosas.

-Cómo no, me ha tocado ver todos los aspectos. Pude vivir la época de los grandes cronistas y aprendí mucho de ellos. Ellos nos odiaban a muerte, porque aquellos monarcas de la crónica veían a unos muchachos, nosotros, que no sabíamos escribir, pero nos preocupaban las preguntas del lead.

¿Piensa escribir sobre eso?-

-Sí. Aprovechando los ochenta años, he preparado un libro que sale en estos días: Nadie me quita lo bailao. Allí cuento la transformación periodística y doy una serie de consejos que creo que serán buenos para la nueva generación.

-¿Por qué la advertencia de que no le quiten lo bailao?

-Porque la gente se queja mucho, y uno debe ser generoso con uno mismo. Uno ha vivido cosas buenas.

-¿Cómo califica al periodismo actual?

-Ustedes tienen un desarrollo tecnológico como nunca lo soñamos. Con la imaginación que teníamos aplicada a ese desarrollo tecnológico, hubiéramos hecho lo que nos daba la gana. Ahora el periodista es conformista, un esclavo de la técnica.

-¿Se ha montado en ese aparataje?

-No, no.

-¿Sigue con la máquina?

-¡Aquí tienes la respuesta! Yo soy un reaccionario del periodismo. El sonido de la máquina despierta mi imaginación.

-¿Nunca se ha enfrentado a una computadora?

-No. Me molesta su sonido.

-Debe extrañar mucho las viejas redacciones, donde el teclear de las máquinas atormentaba.

-El idioma era ese. Tú escuchabas aquel concierto de máquinas y para mí esa era la mejor sinfonía del mundo. Sinceramente la computadora no me motiva, no me despierta.

-¿Se imagina la televisión sin Radio Caracas Televisión?

-No. Esa es una acción que ha hecho el Gobierno perversamente para atemorizar a todas las televisoras y emisoras. Me da lástima que no se den cuenta de que se juegan el pellejo ellas mismas, porque el caso de RCTV no es un caso aislado. Después vendrán otras cosas. El que no se cuadre a favor de RCTV, le pesará mañana. RCTV forma parte de la cultura del país.


Fuentes:

Ana Maria Hernandez G./El Universal. Obtenido de la Pagina Web:

http://vivealdia.blogcindario.com/2007/04/00114-oscar-yanez.html.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

©Copyright by www.lideresenvenezuela.com